Crítica: Eat-Man

Primera crítica de un anime del canal Locomotionl.

Eat-Man, es un anime único en su clase.

Este anime está divido en dos temporadas. La primera se llama Eat-Man y su secuela es Eat-Man-’98.

De hecho será una doble crítica, porque la primera tiene muy poco que ver con su secuela.

Primero lo primero.

Eat-Man es un explorador (así se les llama a cierta clase especial de mercenario). Que se gana la vida trabajando según los encargos de sus clientes que son de los más variopintos como buscar personas, guardaespaldas, hasta conserje.

La primera serie es una mezcla de ciencia ficcón con fantasía, los episodios son autoconclusivos y dados a intepretación.

Como buen ejemplo es el primer episodio donde llega a un pueblo pero al final sucede que no es como lo pintan.

En esta seria Eat-Man se la pasa siguiendo a una nave destruida que va flotando por el cielo llamada “Lavion”. Esta nave esconde un secreto. Y unos cristales que quién sabe para qué sirven.

Realmente es difícil dar una evaluación, lo digo porque la primera parte no tiene nada que ver con el manga. A pesar de ello tiene su encanto y una atmosfera de cierto misterio y expectativa.

En cuanto a la segunda parte (Eat-Man’98) es más coherente y está basado en el manga. Aquí realmente vemos al Eat-Man del manga, más decidido y gustoso de su trabajo como explorador.

Anime vs Manga

Como mencioné, no sé qué quisieron hacer en la primera parte, pero no es mala, es como si hicieron primero los episodios de relleno y luego los episodios de la historia real, tiene su encanto que la hace diferencia de su secuela, hasta parece como si fuese dos series distintas pero con el mismo personaje.

Si te gustó Eat-Man te recomiendo muchísimo leer el manga, ya que el anime se queda muy corto, nos perdimos de muchas buenas historias y personajes que no aparecieron en el anime.

Lamentablemente esto sucede muchas veces cuando un manga empieza a tener éxito y luego se avorazan por crearle una serie animada para ganar dinero para luego quedar inconclusa o darle un final diferente al planeado (si es que estaba planeado).