Crítica: Heat Guy J

El mundo sólo existen 7 ciudades, una de las cuales es Judoh, donde el joven Daisuke Aurora es un oficial del departamento de seguridad de la ciudad encargada de prevenir los delitos junto con su robot compañero J, él unico robot legal en la ciudad. Ya que fueron declarado ilegales a raíz de la muerte del padre en un atentado hace años. Además tiene un hermao

El antagonista es Clair Leonelli, un joven de la misma edad que Daisuke que heredó el puesto de jefe de la mafia (llamado por el título de Vampiro) y que dirige los negocios de la compañía Vita (al menos los legales).

El anime transcurre sobre cómo se desenvuelve la relación entre Daisuke y su compañero Artificial J tratando de prevenir los delitos hecho por la gente de Vita.

Es un anime interesante, viviendo en un futuro casi utúpico, digo casi porque no es perfecto, ya que la ciudad depende de unos seres “iluminados” llamados Los celestiales que llegan cada cierta cantidad de años a la ciudad para reabaster de tecnología a los ciudadanos de Judohs. Curioso que utilicen aquí el termino de “inmigrantes ilegales”.

El anime tiene una excelente música y única que no se le parece a otro anime. Y el diseño de personajes es el mismo de “La Visión de Escaflowne”.

Qusiera comentar más cosas sobre anime anime pero revelaría demasiado la trama y no quiero “spoilearte”.

A mi me habría gustado saber más sobre el mundo de Heat Guy J. Cómo es la vida en las demás ciudades. Y de las demás aventuras de Daisuke Aurora.

Ya que si bien el anime tiene un final, pero como que lo deja en “continuará…”

Leave a Reply